•  

Exposición actual 

 

"De ida y vuelta" Antonio Agudo

Del 3 de mayo al 9 de junio.

 

Se conoce como cantes de ida y vuelta a un grupo de palos flamencos directamente emparentados con diferentes formas del folclore americano. La aparición de este conjunto de géneros se originó por el intercambio marítimo de artistas que llevaron a adaptar aquellos palos más “jondos” a inspirarse en las melodías más dulces de los cantes tradicionales. Las guajiras, rumbas, vidalitas y milongas y las colombianas.

La relación directa que Andalucía occidental mantuvo con las Indias durante el Siglo de Oro debido al florecimiento comercial se materializó en un legado cultural que aún hoy en la actualidad se mantiene. Arquitectura, fiestas, música, costumbres, lengua... atrajo un intercambio constante que con sus sombras y luces especialmente referido a lo referido a antropológico. 

La Milonga del forastero que interpretó Carmen Linares sobre versos de Jorge Luis Borges, habla de una serie de campañas militares que se produjeron en los años 1811 y 12 en las provincias del Río de la Plata y que sirvieron para liberar del dominio realista español en la Banda Oriental.

Doctor en Bellas Artes, nace en Sevilla en 1940. Inició sus estudios artísticos en la Escuela de Artes y Oficios. Mientras estudió el Bachillerato superior, se inició en el dibujo comercial en un taller de fotograbado familiar. Vivió en Madrid en el año 61, asistiendo a clases de dibujo a la vez que trabaja en un estudio de publicidad. De vuelta en Sevilla, ingresó en la Escuela Superior de Bellas Artes, sin dejar de dibujar para agencias y estudios de grabado; creó su propio estudio de gráfica. Hasta 1971 alternaría  su actividad de grafista con la de pintor, año en el que entra como profesor en la Escuela Superior Bellas de Artes al cargo de la materia “Dibujo del Antiguo y Ropajes”. A partir de entonces, abandona paulatinamente su dedicación a la gráfica publicitaria, para dedicarse íntegramente a la práctica de la pintura y la enseñanza. En el año 2011 se jubiló.

La  relación de Antonio Agudo con Latinoamérica se fijó desde su primera visita a Guatemala en 1977. Fue un flechazo y esta primera experiencia le serviría para enamorarse de la exuberancia del mundo indígena. Los continuos viajes que el artista ha ido realizando, han trascendido más allá de lo pictórico y evolucionando desde su inicial visión romántica para profundizar sobre lo verdaderamente importante. Su obra debe entenderse como un verdadero compromiso cultural, cuyo eje principal gira en torno a lo humano.

Sus estancias le han permitido sumergirse con mayor profundidad en lo antropológico, tal como indicaba Elías Zamora (artículo publicado en Sevilla 92, N8). (Para dejar paso a toda una gama de sensaciones que iba a permitir entrar y conocer el verdadero corazón, la realidad de la vida del indio). (Ahora los mercados no eran solo belleza y murmullo. En los tejidos no descubrió solo la belleza si no que reparó en que tal prodigio artesanal cubría el cuerpo enjuto de una mujer indígena, maltratado tanto por la naturaleza, como por los hombres). Esta nueva visión humana le llevó a una transformación en su pintura.

Raúl Chávarri escribió, “Agudo significa el magisterio y un ejemplo dentro de nuestro realismo de vanguardia, una vuelta a la pintura de ayer realizada por un hombre absolutamente actual, una recreación del humanismo propio de la época, desde los postulados de una personalidad a la vez tradicional y revolucionaria” CHAVARRI, R. (1974) Antonio Agudo y el realismo de los años 70, Ed Instituto de Cultura Hispánica, Madrid.

El artista describe su pintura como una constante y desesperada búsqueda, no del realismo como tendencia, sino del realismo como contacto con la realidad y aunque su obra requiere una sólida técnica el artista no se siente esclavo de la misma. La exposición reúne dos temas principales el paisaje y la figura humana.

El artista, con un dominio fuera de lo común, prefiere la sobriedad del dibujo para abordar la figura humana, el virtuosismo de su dibujo atmosférico, huye de los contornos definidos potenciando el carácter vital de sus personajes.

Sus actitudes están cargadas de nostalgia, desnudas de lo decorativo. Parecen ausentes, mostrando la profundidad de la mirada de un alma siempre melancólica.  El artista es capaz de dibujar el silencio que le precede a un diálogo íntimo.

El paisaje mantiene una paleta sobria cargada de matices y transparencias que a modo de superposiciones veladas van adquiriendo una complejidad cromática basada en la gestualidad. La quietud del paisaje tradicional aquí nos lleva al dinamismo con el que el espectador se enfrenta a la naturaleza. Su paleta etérea huye del falso artificio de la luz, ahonda en lo esencial y se distancia de la propia realidad, no es un pintor impresionista. Su visión es romántica y recreada. El paisaje es una extensión de lo humano, entorno que coloniza para hacerlo suyo. El silencio vuelve a aparecer como tema principal, nos traslada a la contemplación de la grandiosidad de la naturaleza hacia lo íntimo y contemplativo.

En esta exposición el espectador disfrutara de 15 piezas entre dibujos y pinturas, donde podrá desgranar la estrecha relación humanística que la obra del artista tiene. Una cuidada selección de obras de diferentes formatos y épocas. Una ocasión ideal tanto para conocer la trayectoria del reconocido maestro, como para poder adquirir alguna de las piezas expuestas, que ya forman parte de la historia del realismo contemporáneo Andaluz.

El acto de inauguración tendrá lugar el próximo jueves 3 de mayo a las 20:00h en la C/Miguel Redondo nº52. Durante el mismo se servirá una copa de vino gentileza de Bodegas Iglesias.

La muestra se encontrará abierta al público del 3 de mayo al 9 de junio en horario de lunes a viernes, de 11.30 a 13.30 horas y de 18.00 a 21.00 horas, y los sábados de 11.00 a 14.00 horas.

 

 

Bienvenidos a [Espacio 0] 

Resulta complicado establecer cuántos años han pasado desde que Huelva tuviera su última galería de arte privada un caso asombroso siendo una capital de provincia. La falta de un coleccionismo privado asentado, una dinamización cultural adecuada en los últimos 20 años y la crisis económica no han propiciado que no existiera ninguna en nuestra ciudad.

Una galería por definición es un espacio donde se venden obras de arte, pero más allá de esta función comercial, las galerías también cumplen una labor en el tejido cultural de cualquier ciudad, avalan de manera independiente la difusión y promoción de los artistas complementando las propuestas institucionales. Estos últimos años de crisis han sido realmente espinosos para el mercado del arte ya que las subvenciones para promocionar a los artistas y el propio mercado han caído de forma vertiginosa, probablemente el mercado local sea el más desfavorecido, por esta razón la externalización de los artistas locales más allá de nuestras fronteras es una buena estrategia para dinamizar la creación artística local.

Tras un análisis previo del mercado local y debido a las características propias de la ciudad, hemos preferido no marcar una línea artística excesivamente definida, consideramos que las carencias que recogemos como testigo podrían acotar propuestas atractivas, por lo que a la hora de elaborar el calendario expositivo se ha trazado desde una visión más plural y ecléctica, dando cabida a aquellos proyectos que consideramos de interés independientemente de la técnica, estilo o disciplina.

Las muestras que se han llevado a cabo así dan cuenta de nuestra oferta, contando con un programa expositivo donde tienen cabida tanto artistas ya consagrados como jóvenes propuestas.

Nuestra labor de difusión artística no solo pretende promocionar a los artistas locales en nuestro espacio, sino que pretende ir más allá del espacio físico y del mercado local. Es importantísimo ofrecer una infraestructura para la promoción de los artistas locales, tanto dentro a través de exposiciones en nuestras instalaciones, como fuera de la ciudad mediante la participación en Ferias y muestras fuera de la ciudad.

Pero además consideramos que para que una galería cumpla una verdadera función en el mercado local también debe de dar a conocer las propuestas artísticas que se están realizando fuera. Muestra clara de esta intención han sido las exposiciones que han realizado Felix Scheinberger y Daniel Bilbao.

Con esta nueva propuesta, se pretende dar paso a una galería de arte abierta al público y a encuentros artísticos. Consideramos que tenemos un camino abierto a seguir, la falta de precedentes locales y la evolución del mercado en estos últimos años, nos obligan a desarrollar este proyecto con un planteamiento joven y dinámico. Creemos que nuestra primera labor debe ser educativa, ganarnos la confianza del público onubense a través de propuestas artísticas y que estas sean realmente atractivas complementadas por actividades que vayan más allá de la exposición, tanto es así que en las instalaciones de la galería existe un espacio multifuncional en el que realizamos actividades paralelas.

 

 

Exposiciones anteriores

Visita nuestra galería de catálogos.

 

               

 

 

 

Abierto L-M-X-J-V  de 11:30h a 13:30h. y de 18:00h. 21:00h. S de 11:00h. a 14:00h.  
C/ Miguel Redondo 52 Huelva, Spain 
(0034) 959 876 293 espaciocero@eltallerartistico.com


facebook instagram twitter