•  

EXPOSICIÓN ACTUAL

Yamamoto Masao

 

Han transcurrido ya 45 años desde que me dedico a la fotografía y 30 años desde que di a conocer mi obra. Después de probar diversas técnicas, elegí la gelatina de plata como medio de expresión artística.

 

No hace mucho tiempo, en la galería donde exponía mis nuevas obras sobre bonsais, uno de los visitantes me dijo: «A pesar de ser fotografías en blanco y negro mis ojos han captado de repente el auténtico verdor de las hojas». Me alegró mucho oír esto, porque era justamente lo que yo pretendía lograr. Aunque las hojas sean verdes, el verde que cada persona percibe o describe es diferente por completo. La fotografía en color limita a un verde concreto la impresión causada, por eso prefiero la sutil escala de tonos de la fotografía en blanco y negro. Al utilizarla, anhelo que el observador encuentre el tono de verde por él mismo deseado. Quisiera que las personas se sintieran felices al descubrir en mis fotografías su propio color verde.

 

Creo que lo maravilloso del ser humano es esa capacidad de desplegar en el interior de su alma un mundo sin límites partiendo de los sentidos, que nos ponen en contacto con el mundo exterior. Pienso que las obras de arte tienen el cometido de refinar esa sensibilidad propia del ser humano.

 

El haiku es una composición poética de diecisiete sílabas que se perfeccionó en el Japón de la época de Edo; quizás sea la poesía con la versificación más corta del mundo. Se suele equiparar a la fotografía con el haiku en cuanto a medio de expresión, pero esto es algo que yo siempre he sentido por mí mismo. Con un mínimo de palabras, mediante simples recortes de la realidad, el haiku es capaz de hacernos imaginar escenas que trascienden en nuestra mente al tiempo y al espacio.

 

Recientemente, tuvimos la oportunidad de escuchar una interpretación musical de clavicordio en nuestra casa. El clavicordio es el antiguo precursor del piano. En la actualidad, el piano es un instrumento cuyos recitales suelen darse en grandes salas de concierto donde el sonido resuena con toda su fuerza. Sin embargo, a pesar de tener una estructura similar a la del piano, el clavicordio sólo puede emitir un pequeño sonido casi amortiguado. Es como el bisbisear entrecortado de una persona que hablara con timidez. Por tanto, el público se mantiene en silencio y aguza el oído para captar tan tenue sonido. De este modo, al esforzarnos por percibir el pequeño sonido, poco a poco, a medida que avanza la interpretación, el oído se nos hace más sensible y puede llegar a distinguir sonidos que antes no oía. Hechos como éste me ratifican en la confianza de que el camino que me marqué no estaba errado. Al limitar al máximo la información aportada por mis obras, yo quisiera que toda persona que las contemplara pudiera disfrutarlas a su modo; de tal manera que le procuraran serenidad del alma.

 

Si paseamos la mirada por el mundo actual, descubrimos muchos problemas y muchos sucesos desgraciados. Quizás el origen de tantas desgracias esté de algún modo en el empobrecimiento del alma de las personas. El impulso que me lleva a seguir trabajando con denuedo es la esperanza de que, al dignarse a contemplar mi obra, quizás alguien, por muy empobrecida que tenga el alma, sienta algo que le haga reflexionar siquiera sea un poco.

 

Yo no soy más que un ser humano que cree que las demás personas también son seres con sentimientos humanos.

STATEMENT

"No me interesa el tiempo pasado, ni el presente, ni el que está por venir. Trato de encerrar el propio tiempo, su fluir, materializarlo sin detenerlo. El tiempo no entiende de permanencias.
El presente siempre mordido, dañado por el pasado, y un futuro aún más mordido.
Mis motivos son las obras de los hombres. Solo en ellas se puede apreciar el paso del tiempo. Entender que son un producto del ser humano y por tanto una forma de retratarnos.
Mis motivos son decadentes. Es la misma decadencia lo que quiero reflejar. Tener conciencia de que lo humano no es adquisición sino pérdida, de que la pérdida es parte esencial de la vida humana y que la plenitud no es más que una ilusión. Quiero invitar a la gente a mirar y a intentar entender lo que yo a veces no entiendo. Pintar es bastante simple, es practica, entrenamiento y experimentar mientras uno apunta hacia la mejor versión de uno mismo. Es enseñar lo desconocido".

Espacio 0 incluye en su fondo de galería obras de uno de sus proyectos más personales "HAMPI: Ciudad de la Victoria". Una colección que repasa las ruinas dispersas de una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. Una colección que aborda el ascenso y la decadencia de una civilización en interior de la India. Actualmente, Hampi se encuentra en un estado ruinoso, al borde de la desaparición.

OBRAS DISPONIBLES EN NUESTRO FONDO DE GALERÍA

Consultar precios

Bienvenidos a [Espacio 0] 

Espacio 0 es una Galería de Arte contemporáneo, situada en Huelva. Dirigida por Gustavo Domínguez nació en 2016. Desde su presentación ha marcado una línea expositiva ecléctica, contando con un programa donde tienen cabida tanto artistas ya consagrados como jóvenes propuestas independientemente de su línea estética. Además de las exposiciones  mensuales contamos con un fondo de galería.

La galería pretende ser un espacio abierto siguiendo un planteamiento joven y dinámico para ello contamos con un gabinete didáctico. Contamos con un espacio multifuncional en el que se realizan actividades paralelas al programa expositivo.

 

 

Exposiciones anteriores

Visita nuestra galería de catálogos.

 

               
               

 

 

 

Abierto L-M-X-J-V  de 11:30h a 13:30h. y de 18:00h. 21:00h. S de 11:00h. a 14:00h.  
C/ Miguel Redondo 52 Huelva, Spain 
(0034) 959 876 293 espaciocero@eltallerartistico.com


facebook instagram twitter